GUANAJUATO, Guanajuato | #SomosClic | Cansados de la inseguridad, la gente del callejón del Charro se organizó para conformar un grupo de vigilantes.

Gracias a esta decisión, han logrado ahuyentar a los malandrines y ahora pueden presumir que la zona donde viven es una de las más tranquilas de la ciudad capital.

El presidente municipal, Alejandro Navarro, reconoció el trabajo en comunidad que han podido realizar con el comité de vigilancia.

Se reunieron para hacerle frente a la problemática y, tras una lluvia de ideas, armaron un plan para echar fuera a los malandrines que bajaban de los cerros aledaños.

Una de las acciones que hicieron realidad en menos de cinco meses fue la cooperación para comprar un set de cámaras de video-vigilancia con las que instalaron un circuito cerrado, crearon un grupo de WhatsApp y activaron alarmas.

Desde el 2015, la inseguridad se fue incrementando de manera alarmante. Constantemente, los maleantes asaltaban y golpeaban a los transeúntes y se metían a las casas a robar.

Desde los últimos meses de 2018, comenzaron a hacerle frente a la delincuencia. Conforme pasó el tiempo, ha ido disminuyendo el índice delictivo. De al menos cinco casos graves por semana, ya no se registran sucesos que preocupen al vecindario.

En un recorrido por el barrio del Terremoto, el presidente municipal, Alejandro Navarro, reconoció el trabajo en comunidad que han podido realizar con el comité de vigilancia.

Para sumarse, se comprometió a darle respuesta a la petición que le hicieron y la cual consta de por lo menos siete luminarias en puntos donde la oscuridad puede ser aprovechada por los maleantes para delinquir.

Alejandro Lara, secretario del comité de vigilancia, afirmó que la estrategia general que han implementado ha servido mucho, pues “los malandrines ya casi no se paran por aquí”.

“Aunque sigue siendo algo de lo cual nos debemos cuidar, se han mudado a otras zonas”, dijo.

En coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana, los vecinos vigilantes trabajan para mantener un clima de tranquilidad y puedan disfrutar de su entorno sin problemas.

Hasta el momento, la Administración de Alejandro Navarro Saldaña ha podido consolidar la integración de poco más de 70 comités vecinales de vigilancia, según cifras de la misma Secretaría, creada al inicio del trienio para darle fuerza a las acciones de naturaleza preventiva y que reconstruyen el tejido social.

El comité vecinal del callejón del Charro es uno de los más fuertes de Guanajuato Capital.