SILAO, Guanajuato | #SomosClic | Fiel al estilo de subestimar y descuidar aspectos fundamentales, el Gobierno Municipal de Silao volvió a ser víctima de burlas, memes y reclamos por una cartelera totalmente falsa que salió de su propia cuenta oficial de Facebook.

Algo irrisorio, ridículo e inadmisible, pero pasó.

El mismo Gobierno Municipal publicó una cartelera fake en su cuenta oficial de Facebook.

Por falta de comunicación interna, alguien tomó la decisión de publicar la cartelera de marras sin la debida autorización. En el anuncio se presumía que ya había sido eliminado el cobro por acceder a los conciertos y tal cuestión jamas fue confirmada, sino que —debido a una lenta reacción— se convirtió en el terrible detonante de una densa ristra de contradicciones. Lo peor de todo es que ese recuadro promocional se lanzó en horario estelar desde la mismísima FanPage del Municipio y ni todo un ejército de bots podía detener la embestida.

Unas cuantas horas después, el mismo Gobierno local reculó y desmintió la gratuidad de sus conciertos en el nuevo recinto ferial, el lejano Parque Bicentenario. Las reacciones de enojo en redes sociales arreciaron contra la Alcaldía, pues hasta el internauta más incauto lo tomó como una broma de mal gusto que no coincide con el pretencioso lema de la vanguardia.

…Y todo porque los filtros de revisión ya no existen entre niveles de mando, según la versión que el mismo aparato se encargó de propagar después del error cometido.

Las redes sociales no perdonan y las burlas al respecto comenzaron a circular rápidamente, principalmente las que provenían del séquito de la ex regidora Guadalupe Espinosa, popularmente conocida como Pita Corral.

Ese domingo 15 de julio fue aciago para la Administración silaoense y su Feria, su Parque, su Ciudad.

Por errores de este tipo, grandes empresas como Tiendas Elektra se han visto envueltas en graves crisis de mala reputación, volviéndose imposible una recuperación de credibilidad y confianza en poco tiempo. En el caso silaoense, llama la atención el exceso de permisividad que impera en perjuicio del máximo evento del año y su reciente mudanza.

La Administración silaoense tuvo que recular ante el anuncio falso que presumía la gratuidad de los conciertos.

Ese domingo 15 de julio fue aciago para la Administración silaoense y su Feria, su Parque, su Ciudad.