SILAO, Guanajuato — #SomosClic — Quienes trabajan en la Tesorería del Gobierno Municipal de Silao no son tan ‘Godínez’ como parece, pues dejaron el escritorio, agarraron la escoba y salieron a barrer todito el bulevar San Bernardo. En pocas palabras, recogieron la basura que otros, irresponsablemente, tiran.

Después de una extenuante jornada, lograron recolectar 300 kilos de residuos… ¡Y ahora quieren crear tendencia con el famosísimo #TrashTag o #BasuraChallenge!, el reto que se está viralizando en las redes.

Las dependencias del Gobierno Municipal de Silao hacen el #TrashTag y se suman al reto de limpiar espacios públicos.

La Tesorería recibió la estafeta de la Dirección de Comunicación Social y todo su personal puso manos a la obra para limpiar los alrededores del Hospital General. A su vez, la Tesorería lanzó el reto a las Direcciones de Ingresos, Evaluación y Recursos Humanos, para que —en conjunto— limpien alguna zona de la ciudad.

El tesorero municipal, Eduardo Durán Velo, destacó que todas las dependencias pueden aportar su granito de arena para hacer de Silao una ciudad de vanguardia por su limpieza.

“Esta meta se logra no sólo con grandes obras, sino también con pequeñas acciones todos los días, como no tirar basura en las calles ni en los espacios públicos”, dijo el guardián de los dineros públicos.

En términos sencillos, el Basura o Trashtag Challenge consiste en limpiar espacios naturales por voluntad propia. Y en el caso de Silao, ciudad del centro del País, las dependencias de la Administración local se están organizando para pasar la escoba y la carretilla por lugares que durante muchos años han sido invadidos por restos de plástico y otros desechos.

Hacen el #TrashTag

RECOLECTARON…
▶ 300 kilos de basura
▶ 4 llantas abandonadas

CON ELLO…
👉🏻 Fomentan la cultura de la limpieza
👉🏻 Promueven la participación ciudadana

LO IMPULSAN…
▶ Instituto Municipal de la Juventud Silaoense (INJUVE)
▶ Servicios Públicos
▶ Fomento Económico
▶ Consejo Consultivo Empresarial (COCOES)

Así dejaron de limpio.

 

Esta vez, le tocó el turno a la Tesorería Municipal. El área de los dineros recolectó 300 kilogramos de basura.