Monitorean la calidad del aire en esta vialidad histórica.

GUANAJUATO, Guanajuato — #SomosClic — En su vertiente de innovación, el Gobierno Municipal de Guanajuato monitorea la calidad del aire en la calle subterránea y previene el desgaste ocasionado por la sedimentación de micropartículas que provienen de gases y humos.

Con este proyecto, la Administración de Alejandro Navarro Saldaña contribuye a la preservación de la zona monumental de Guanajuato y la protección del medioambiente, a través de procesos preventivos que abarcan estudios en campo y de laboratorio.

En coordinación con académicos de la Universidad de Guanajuato, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y una red de instituciones educativas de Ciudades Mexicanas del Patrimonio Mundial, la Dirección de Ecología y Medio Ambiente realiza muestreos en diversos tramos de la calle subterránea, construida en 1964 sobre el lecho del río Guanajuato.

Con el objetivo de precisar el volumen de micropartículas —cuyo diámetro es tan pequeño como el grosor de un cabello humano—, las partes que intervienen en el estudio utilizan un medidor con filtro que succiona muestras de aire entre las 10:00 de la mañana y las 7:00 de la tarde.

Este aparato de medición se coloca en múltiples segmentos de esta vialidad de aproximadamente 3 kilómetros de longitud, para ofrecer el más alto nivel de confiabilidad y recomendar alternativas que contrarresten las emisiones contaminantes y coadyuven a proteger esta joya arquitectónica sin comparación en el mundo.

Instalaron un medidor de micropartículas.