(PRIMERA PARTE)

SILAO, Guanajuato │#MarcaPersonal │ A 223 días de haber tomado posesión, Toño Trejo enfrenta una crisis provocada por su exceso de confianza. Se acabaron las ruedas de prensa que se ofrecían cada lunes, se interrumpió el programa “Lunes Ciudadano” y se desinflaron las giras de trabajo fuera de la mancha urbana.

Por fortuna, MORENA no ha podido —o no ha sabido— capitalizar el descontento o la desilusión social.

El “Lunes Ciudadano”, por ejemplo, se fue diluyendo.

Amén de la impuntualidad —principal síntoma de una agenda desordenada—, el bajón anímico de Toño Trejo volvió al foco mediático por la súbita interrupción del “Lunes Ciudadano” y por la «anestesia temática» que provocó efectos adormecedores después de la reducción salarial. Luego de reducir su remuneración de 156 mil 390 a 89 mil 135 pesos, ya no tuvo otro gran tema de realce personal para ampliar su radio de influjo político o extender tres años más la hegemonía de los liderazgos panistas en las pruebas de fondo.

Los éxitos del pasado no garantizan que siempre se tengan largos ciclos de bonanza política.

A casi 32 semanas de su primer día de gestión, bajó su ritmo de trabajo y el núcleo que lo condujo al sitial comienza a desbaratarse. Jorge Galván se despega silenciosamente, Agustín Ruiz se muestra cada vez más renuente y Guillermo Aguirre pretende ser el siguiente candidato de Acción Nacional a la Presidencia Municipal, entre otros signos de la fisura.

Según los preceptos del “miedo líquido”, llamamos «incomprensión» a esa imposibilidad de control. La «comprensión», por otra parte, nace de la capacidad de manejo. Lo que no somos capaces de manejar nos es desconocido y lo desconocido nos asusta. En estos momentos de fluctuación, ¿qué cosas no se pueden manejar o se salen de control por «incomprensión»?, ¿qué cosas están dentro del catálogo de lo desconocido?, ¿y qué cosas imposibilitan recuperar la «comprensión»?

Como joven abanderado del panismo antimacielista, Toño Trejo pudo derrotar al fantasma morenista que amenazaba con clausurar la gran época hegemónica del partido conservador, sin embargo, esa brecha de 9 mil votos puede reducirse conforme se extienda el virus de la permisividad y las toxinas propias de la arrogancia…

***La opinión del autor no refleja la del medio. #SomosClic

Checa aquí la radiografía de Toño Trejo.

En el Ayuntamiento no se han presentado iniciativas que sorprendan o provoquen polémica por un toque de vanguardia.