SILAO, Guanajuato | #SomosClic | En coordinación con Seguridad Ciudadana, la Dirección de Fiscalización canceló una fiesta masiva en un local de alitas ubicado en la esquina de la calle Vicente Guerrero y el callejón de Guadalupe de la zona centro, ya que se vendían bebidas embriagantes a menores de edad.

Dentro del establecimiento había alrededor de 200 personas, en su mayoría menores de edad.

Armando Fuentes Núñez, titular de la dependencia, precisó que el establecimiento violó el artículo 30 del Reglamento vigente en la materia.

Esta acción derivó las revisiones nocturnas que lleva a cabo el área municipal, según informó la Dirección de Seguridad Ciudadana mediante uno de sus reportes.

En el lugar, Fiscalización encontró alrededor de 200 personas, en su mayoría menores de edad.

Fuentes Núñez indicó que se le daba otro giro al permiso que se expidió para tal negocio y se vendían bebidas embriagantes a menores de edad.

Por último, advirtió que este operativo de inspección se estableció de manera permanente en todo el municipio, sumándose al encargo que hizo el alcalde silaoense, Toño Trejo, en tareas de orden, control, seguridad y limpieza: cero tolerancia ante actos que vulneren las normas y los reglamentos.

Síguenos en facebook #HazClicAquí

El negocio fue sancionado por usar el permiso para otro giro y consentir la venta de alcohol a menores de 18 años.