SILAO, Gto.– Javier Barba, presidente de la asociación priísta “Leandro Valle”, urgió a la autoridad municipal y al Gobierno del Estado a realizar las gestiones necesarias para beneficiar a la gente de Silao con casetas auxiliares en la autopista Salamanca-León.

Con la apertura de estas casetas, señaló, se dinamizaría el comercio al poniente de la marcha urbana y se generarían numerosos beneficios económicos a favor de los habitantes de La Aldea, Bajío de Bonillas, Franco y Lucero de Ramales, entre muchas otras comunidades de la zona.

“Necesitamos que se abran estos accesos para beneficiar a la gente del campo que requiere moverse para comercializar sus productos o adquirir sus insumos”, dijo el representante de este brazo agrícola del PRI.

Con la apertura de estas casetas, señaló, se dinamizaría el comercio al poniente de la marcha urbana y se generarían numerosos beneficios económicos.

La autopista tiene una longitud de 79 kilómetros y atraviesa los municipios de Salamanca, Irapuato, Romita, Silao y León, sin embargo, aún no hay accesos para la gente de este municipio.

Para el agricultor Octavio Bocanegra, originario de La Aldea, es sumamente necesario abrir accesos a la altura de esta comunidad y cerca de Bajío de Bonillas, dos de las comunidades rurales más grandes del municipio.

“Desde aquí, de La Aldea, son 10 minutos a Irapuato y el mismo tiempo hacia León, por lo que sí urge tener esos accesos y con su apertura generar beneficios para la gente de Silao”, dijo.

En septiembre de 2015, el presidente Enrique Peña Nieto inauguró esta importante obra de conectividad, en la que se invirtieron tres mil 450 millones de pesos.