GUANAJUATO, Guanajuato | #MarcaPersonal | Desde mediados del siglo XX, el término “charro” se utiliza como sinónimo de corsario o dirigente sindical que se presta con facilidad y prontitud a componendas o chapuzas. El “chairo”, mientras tanto, es una persona que aparenta defender causas sociales en contra de la derecha y cuyo compromiso, definitiva e incontestablemente, es falso, quebradizo o “a medias tintas”. El insubordinado, por otra parte, es aquel que desobedece las reglas y promueve sentimientos de protesta en cuanto los convenios no lo favorecen. Con estas tres características anidadas en sus entrañas, la Asociación Sindical de Trabajadores Administrativos de la Universidad de Guanajuato (ASTAUG) flaquea e, inevitablemente, sus niveles de credibilidad descienden como bola de acero arrojada desde la azotea del edificio central de la Universidad de Guanajuato, donde los “charrazos” y las actitudes “chairas” son cada vez más frecuentes de cara al miedo de perder —o ver disipado— el poder estancado durante dos décadas de porfirianas tramas en manos de una sola persona que se ostenta como una deidad capaz de silenciar cualquier rebelión, mediante prebendas o, según las leyendas negras, “a la mala” (expresión que, por cierto, es un palíndromo). ¿El charrismo se impondrá de nueva cuenta ante la razón? ¿Desatarán las manos de Luis Felipe Guerrero Agripino o éste, complaciente y a merced del corporativismo político que impera al interior de su Casa de Estudios, volverá a ceder ante la presión que ejerce la cúpula del ASTAUG? ¿Sucumbirá el “charrismo chairo” o cambiará de apariencia para cumplir sus bodas de plata? Los trabajadores pueden echar a Víctor Jiménez Ramírez en el Ypiranga sin boleto de vuelta, pero el fascismo sindical, la aparición de un “delfín” o los pactos con el Rector pueden frenar el destierro. ¿Optará el dictador por el autoexilio, podrán desterrarlo o lo entronizarán una vez más? Hagan sus apuestas.

***La opinión del autor no refleja la del medio.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí