Somos Capital, una frase corta, identitaria e inclusiva, es un buen comienzo.

GUANAJUATO, Guanajuato | #MarcaPersonal | Hacer y ser Gobierno en Santa Fe de Guanajuato se ha vuelto cosa cada vez más compleja, por su singular topografía, por su antigüedad, por la ingente cantidad de callejones, por su condición de Ciudad Universitaria y destino mundialmente famoso, por el apéndice urbano de la Zona Sur, por el intensísimo ajetreo político, por el Festival Cervantino y una prolongación de factores que nunca terminaremos de explicar a profundidad. En resumen, llevar el control de la Capital del Estado no es cosa sencilla. Es una ciudad atípica y un municipio donde se conjugan muchos escenarios, desde ser casa temporal de extranjeros hasta albergar múltiples expresiones del arte, tanto genuino como pretencioso. Ser Capital o asumirse como tal en equipo representa uno de los retos más elevados del quehacer público, por todas las razones antes expuestas y algunas otras cuyo carácter sólo se explica a través de los efectos la hiperindustrialización que se produce en el Bajío, como la espiral de violencia que devora la tranquilidad provinciana sin intervalos largos. Alejandro Navarro tiene a su favor los muchos recorridos por los cerros y los barrios, por las plazas y los túneles, pero puede tener en contra la apatía que desde no hace poco se anidó en el Cuévano que Ibargüengoitia pintó ultracatólico y antimodernista. Activar la participación ciudadana en pro de lograr avances en aspectos tan básicos como la recolección de la basura es el primer gran paso para pensar en un proyecto reeleccionista, pero, antes, para su legitimación como gobernante, puede materializar proyectos sumamente rentables, como el estacionamiento de grandes dimensiones para desamarrar los nudos viales en el Centro Histórico y potencializar la actividad turística. También tiene proyectada una nueva morada para las Momias y, además, una nueva mirada para redireccionar y dinamizar el trabajo gubernamental. A poco menos de una semana para tomar protesta como alcalde santafesino, Navarro tiene bien claro lo que significa ser Capital y, desde sus primeros pasos en la política, sabe que es capital hacer equipo con la ciudadanía, sin aplazar la atención ni simular la resolución inmediata de los problemas. De inicio, Somos Capital es una frase que invita a la adhesión entre autoridades y organizaciones civiles, para dejar de lado las fobias que impiden conseguir lo que ya consiguieron Ciudades Patrimonio como San Miguel o Querétaro. Somos Capital, una frase corta, identitaria e inclusiva, es un buen comienzo.

Alejandro Navarro tiene a su favor los muchos recorridos por los cerros y los barrios. Sabe lo que representa ser Capital.

El Ayuntamiento que presidirá Navarro puede materializar proyectos sumamente rentables, como el estacionamiento de grandes dimensiones para desamarrar los nudos viales en el Centro Histórico y potencializar la actividad turística.

**La opinión del autor no refleja la del medio.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí