SILAO, Guanajuato.− En un ejercicio de consenso y unidad, las corrientes priistas de mayor presencia decidieron unirse en torno al proyecto político de Javier Barba y Francisco Velázquez.

VAN EN UNIDAD. Javier Barba y Francisco Velázquez pactan acuerdo de unidad mediante consenso con diversos grupos priistas. Rechazan imposición del gerardismo.

A excepción de la Confederación Nacional Campesina (CNC), sectores y movimientos del PRI local manifestaron estar en contra de la línea política del dirigente estatal, Santiago García López, quien pretende imponer la candidatura de Rogelio Santoyo por conducto del regidor Víctor Nila.

El ex dirigente local del PRI, Gustavo Carpio, se pronunció en contra de postular al ex panista Rogelio Santoyo como aspirante a la Presidencia Municipal de Silao.

Aseguró que el priismo silaoense “no quiere volver a vivir las riñas internas” de hace nueve y tres años, cuando el partido se desfondó por las imposiciones que se fraguaron en el Paseo de la Presa, sede estatal del instituto político que hoy lleva al salvaterrense Gerardo Sánchez como precandidato a Gobernador.

Enfatizó que el priismo no ganará las elecciones del primero de julio si el líder estatal del PRI no toma en cuenta a la militancia e impone su voluntad con el disfraz de la consulta pública.

El ex líder silaoense del Revolucionario Institucional pidió que Gerardo Sánchez reconsidere y escuche a toda la militancia, pues solamente tiene oídos para los susurros de Víctor Nila, quien sólo cuenta con el apoyo de la CNC.

Javier Barba y Francisco Velázquez dijeron estar listos para solicitar su registro como aspirantes a representar al PRI en los comicios de julio próximo y exigieron evitar la participación de Santoyo en el procedimiento establecido por la cúpula para designar al candidato oficial, pues proviene de Acción Nacional en calidad de expulsado, por un acto de indisciplina.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí