SILAO, Guanajuato | #SomosClic | En un choque de poder a poder que ya es considerado como el clásico de clásicos del futbol limero, el alcalde de Silao, José Antonio Trejo, se pondrá los botines para volver a jugar en la posición de centro delantero, teniendo como pareja en el ataque al colombiano Arnold Farid Benítez, un talento cafetalero que militó en los Millonarios de Bogotá.

El Alcalde no sólo se ha distinguido por las medidas políticas que le han dado nuevo rumbo al ombligo industrial del Bajío, sino por el olfato de gol en la media luna. Sus cualidades como delantero matón lo llevaron a jugar al lado del ‘Kikín’ Fonseca en el ya extinto Unión de Curtidores y ahora regresa enfundado en el jersey de la Selección Silao que conformó la Comisión Municipal del Deporte (COMUDE).

Según los expertos, el Alcalde es garantía de gol en los linderos del área.

Junto a talentos silaoenses como el mediocampista Alejandro Velázquez y los atacantes Edgar y Ramsés Chávez, el joven político se medirá este lunes 11 de noviembre ante la poderosa escuadra de Cristo Rey en el campo municipal, donde se espera un lleno total por la presencia del Presidente Municipal y ex estrellas que jugaron en la máxima categoría del balompié azteca, como el ex cruzazulino Julio César Pardini.

Después de un largo proceso de acondicionamiento físico para responder con buen nivel a las exigencias de su Selección, el Alcalde silaoense quiere marcar su regreso con un gol ante su afición y para ello lleva al parcero Benítez, un habilidoso y siempre bien ubicado extremo que abastece de balones hasta en los más complicados momentos de presión.

La Selección Silao de la COMUDE se complementa en la puerta con el ágil e intrépido Mauricio Murillo, hijo del legendario portero leonés Alejandro Murillo Kuri, quien es recordado como el suplente del guardameta Marco Antonio ‘El Chato’ Ferreira en el club León, en aquella gloriosa época que ‘La Fiera’ vivió a principios de los años noventa del siglo pasado.

Vuelve Toño Trejo al terreno de juego como delantero matón de primer nivel.