GUANAJUATO, Guanajuato | #MarcaPersonal | Oscar Aguayo ganó el Óscar por el Mejor Ridículo en ocho semanas de teatralización política y poco antes del encumbramiento de su máximo ídolo y prócer. Ni el festejo por la entronización de López Obrador lo salvó del “pantano de confrontación”.

RIDICULIZA A SU EX PUPILO. El ex diputado David Landeros, quien alguna vez encaminó y brindó abrigo a Oscar Aguayo, hizo acto de presencia en la oficina de la fracción edilicia de MORENA.

Aunque quiso personificar el papel del joven juarista que se viste con el suéter guinda de la congruencia, el regidor debe afrontar las consecuencias del litigio que sostuvo ante su ex mentor, al que quiso apuñalar y vituperar por la espalda. El ex diputado David Landeros, quien alguna vez encaminó y brindó abrigo a Oscar, llegó un tanto irónico a la oficina de la fracción edilicia de MORENA. Tan campante como siempre, Landeros afrontó a su ex pupilo para exigirle el resarcimiento de los daños provocados durante el juicio entablado en su contra y lo hizo con mandato legal en mano: “Yo nomás le vengo a cobrar”.

“Él me acusó, cuando yo estaba como diputado en el Poder Legislativo, de que yo le debía 500 mil pesos, lo cual nunca me pudo comprobar”, dijo el ex legislador.

“Falsificó documentos oficiales para acusarme. Tuve que pagar peritos de dactiloscopia y abogados mercantiles… y le vengo a cobrar las costas y los gastos que yo hice para defenderme, todo el dinero que yo gasté ante sus falsas acusaciones”, insistió.

El muchacho maravilla de MORENA presumía atender las demandas de los sectores en desacuerdo con la actuación de los gobernantes que desdeñan los ideales del lopezobradorismo. Se opuso intransigente y tajantemente a la pista de hielo que se instalará en el centro de la ciudad. Pataleó frente a la decisión inicial de celebrar las sesiones de las Comisiones edilicias a puerta cerrada… pero evadió la diligencia. Dijo ser el Mesías cuevanense, pero falló.

—Creo en los principios básicos del proyecto del licenciado Andrés Manuel: no robar, no abusar y no mentir… —sostuvo Aguayo cuando recién tomó posesión de su cargo.

TIRO POR LA CULATA. Aguayo acusó a su ex mentor de adeudar 500 mil pesos, pero no pudo comprobar la veracidad de la imputación.

¿Quién puede estar moralmente en contra del mensaje mesiánico de López Obrador? En el discurso, nadie; en la práctica, quién sabe.

“Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y de la pequeña minoría que ha lucrado con el influyentismo”, expresó López Obrador durante la ceremonia celebrada el primero de diciembre para recibir la banda presidencial y convertirse en el primer Jefe nacional de izquierda después de muchas décadas de prianismo.

El regidor del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) contravino u olvidó las enseñanzas de su Dios político. Las echó en la cajonera de las cosas inservibles y ahora debe pagarle cerca de 100 mil pesos a su ex padrino.

“Le estoy pidiendo que me pague de buena manera, porque cuando trabajó conmigo nunca obré de mala fe (…); yo le vengo a cobrar los gastos”, espetó.

El regidor del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) contravino u olvidó las enseñanzas de su Dios político. Las echó en la cajonera de las cosas inservibles y ahora debe pagarle cerca de 100 mil pesos a su ex padrino.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí