SILAO, Guanajuato │#MarcaPersonal│ La diputada federal del noveno distrito, Melanie Murillo, dejó desprotegido e indefenso al municipio de Silao, de donde ella es originaria.

Sin pelear por la seguridad del municipio, permitió que el corazón del corredor industrial del Bajío se quede sin recursos provenientes del FORTASEG.

Su incapacidad no le ha permitido cumplirles a las familias silaoenses. ¿Qué hará la esposa del ex alcalde Juan Roberto Tovar para subsanar el error? Mientras toma una decisión, el daño ya está hecho.

En su calidad de legisladora federal, la esposa del ex alcalde Juan Roberto Tovar se comprometió a gestionar recursos para fortalecer las estrategias de prevención del delito y endurecer los mecanismos de sanción contra quienes infringen la ley.

No es lo mismo fabricar protagonismo virtual con el pago de likes en las redes sociales que subir a la tribuna de San Lázaro para defender la tranquilidad de las familias silaoenses. Diputada por Silao e Irapuato, se quedó de brazos cruzados y en su municipio de origen se espera respuesta.

En el 2018, Silao —municipio gobernado por el PAN— ingresó a la lista de 21 municipios guanajuatenses beneficiados y recibió 12 millones de pesos, pero en el 2019 se quedará sin recursos del FORTASEG.

Así de alarmante es la desidia de las y los principiantes como Melanie Murillo que no ata ni desata. Verdaderamente preocupante es ver a representantes populares que no defienden al municipio que presumen amar.

¿Qué hará Melanie para hacer que la Federación recapacite y no deje en la orfandad a uno de los municipios de mayor resonancia mundial?

***La opinión del autor no refleja la del medio