MARCA PERSONAL.– Si los pronósticos de los opinólogos son acertados, Diego Sinhué se convertiría por efecto y gracia de la orquesta panista en el mandatario estatal más joven de la historia. Antes de ello y sin hacer actos de futurismo, es el aspirante con menos hojas de vida en el camino a la Gubernatura. Apenas cumplió 37 años en noviembre pasado.

Con dos protagonistas de las batallas electorales del PAN: Diego Fernández de Cevallos y Miguel Márquez Márquez.

…Pero, ¿y quién es Diego Sinhué?

ÍDOLOS
Es admirador de Alejandro Magno y Maquío.

PADRE
Es hijo de Adalberto Javier Rodríguez Moctezuma, miembro activo del PAN desde hace 44 años.

INFANCIA
Desde muy pequeño está familiarizado con las campañas políticas. “Siempre he sido panista y siempre lo seré”, dice.

ELOGIOS
Respecto a los otros panistas que también pelearon por la oportunidad de buscar la Gubernatura, Diego sólo tuvo elogios: “Llevo muy buena relación con ellos; son muy buenos compañeros y son grandes miembros activos que tiene el partido”.

CÁBALA
A los 25 años, Diego Sinhué comenzó su carrera política. Durante el trienio de Vicente Guerrero Reynoso (2006-2009), ingresó como séptimo regidor del PAN al Ayuntamiento de su natal León.

ESCORPIO
El precandidato panista a la Gubernatura de Guanajuato nació el 15 de noviembre de 1980, bajo el signo zodiacal del escorpión, que simboliza la renovación.

LASALLISTA
Estudió la Licenciatura en Derecho en la Universidad de La Salle Bajío. Además, tiene un Posgrado en Grafoscopía y Documentoscopía por la Universidad de Barcelona.

Diego Sinhué inició su carrera política a los 25 años.

LEGISLADOR
Ya fungió como legislador, tanto a nivel local como federal. En el Congreso del Estado ocupó una curul durante la LXI Legislatura del Congreso de Guanajuato, entre 2009 y 2012. Posteriormente, formó parte de la LXII Legislatura en el Congreso de la Unión (2012-2015).

CATAPULTA
En 2015, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo renunció a la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (Sedeshu), donde incubó el programa Impulso, su despegue político rumbo al Palacio de Gobierno, en el legendario Paseo de la Presa.