GUANAJUATO, Gto.– Con maquinaria especializada, la Dirección General de Obra Pública del Gobierno capitalino eliminó grafitis y manchas en la fachada de la Casa de Moneda, una de los fincas más antiguas del Centro Histórico de Guanajuato.

Esta acción forma parte de un plan antigrafiti que, por instrucciones del alcalde Edgar Castro Cerrillo, se puso en marcha desde septiembre para borrar las pintas ilegales que dañan el patrimonio arquitectónico de la Capital.

A petición expresa del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN) del Gobierno de la República, la Administración Municipal realizó los trabajos de dignificación del ahora Palacio Federal de Guanajuato a partir del día 5 de diciembre, con lo cual ya suma un total de 853 metros cuadrados recuperados en distintos puntos de la ciudad.

Enrique Rodríguez Chavarría, administrador único de la Región Guanajuato INDAABIN, expresó su agradecimiento por esta acción de rescate patrimonial e indicó que ésta es una muestra más del compromiso de proteger los inmuebles catalogados.

Este inmueble histórico, que data de 1678, se readecuó desde 1945 para el pleno ejercicio administrativo de diversas dependencias y organismos del Gobierno Federal, entre éstas la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), además del centro de emisiones de Radio Universidad de Guanajuato.

Esta acción forma parte de un plan antigrafiti.

Durante la segunda mitad del siglo XVII, el minero Jerónimo de Fernández vivió en esta casona colonial y, hacia 1714, Juan de Sopeña y Herrán inició su ampliación. Entre 1821 y 1900 funcionó como la Casa de Moneda, hasta que el entonces presidente de la República, Porfirio Díaz, estableció un nuevo sistema monetario.

AVANZA PROGRAMA ANTIGRAFITI
Entre el 5 y el 13 de septiembre de este año, la Dirección General de Obra Pública llevó a cabo tareas contra el grafiti ilegal en el puente de Embajadoras (27.77 m²), el puente de Noria Alta (118.94 m²), el edificio del Sindicato Minero (19.13 m²), el templo de Belén (25.39 m²), el túnel Ponciano Aguilar (25.39 m²) y la calle Belauzarán (7.05 m²).

El 21 de noviembre se desmancharon las bardas del polideportivo del Nejayote y el callejón del mismo nombre, el Hotel Real de Minas, la calle Ashland y la cancha de los Pastitos, para un total de 157.40 metros cuadrados.

El 24 de noviembre se borraron los grafitis en los túneles peatonal y vehicular hacia la unidad deportiva Juan José Torres Landa y la Casa Mata, con una superficie total de 80.05 metros cuadrados, mientras que el primero de diciembre se trabajó en los bajos de la misma unidad deportiva y la vialidad que va del puente de la Piloto a la ex plaza de toros, frente al Auditorio del Estado, con una suma de 301.67 m².