GUANAJUATO, Gto.– Con canciones de José Alfredo Jiménez, Chava Flores e incluso Gabilondo Soler, la cantante universal de raíces mexicanas, Eugenia León, clausuró la edición 45 del Festival Internacional Cervantino en la Alhóndiga de Granaditas.

Conocida por su calidad vocal y fuerza interpretativa, la tlalnepantlense abarrotó la explanada de este histórico edificio decimonónico para cerrar el FIC 2017 con la Orquesta Sinfónica Mexiquense (OSM), la cual se presentó bajo la batuta del maestro Rodrigo Macías González.

Eugenia León y 90 jóvenes músicos llevaron al público por un viaje a través de la cultura nacional, desde compositores populares hasta poetas que ensalzaron a México en versos.

Con el concierto se rindió homenaje a dos grandes de la música guanajuatense, pues la Orquesta abrió la noche con el vals “Sobre las olas”, de Juventino Rosas y, acto seguido, la cantante interpretó “El corrido del caballo blanco”, del dolorense José Alfredo Jiménez.

“Qué bonito es cantar otra vez en la Alhóndiga, lugar de historia y de vida, porque están ustedes aquí”, dijo la intérprete.

Luego vino una cascada musical alegre con “Sandunga”, himno del Istmo de Tehuantepec; “Amar y vivir”, de Consuelo Velázquez, y “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, de Mercedes Sosa.

De su nueva producción discográfica, “Una Rosa Encendida”, se desprendió “Miedo”, autoría de Leonel García y, al ritmo de “Capullito de alelí”, del puertorriqueño Rafael Hernández, puso a bailar al público.