El objetivo de la marca Potros es reflejar la devoción por el calzado en cada temporada.

SILAO, Guanajuato.– Adoramos los zapatos y, cuando vemos unos que nos gustan, no podemos controlarnos, tenemos que tenerlos. E inclusive vamos más allá: si vemos un par de zapatos que adoramos, no importa si no los tienen de nuestro número, los compramos de todos modos.

La marca silaoense Potros es un ejemplo a la vista para resumir la fascinación que genera el calzado, sólo comparable con la que despiertan los bolsos. De hecho, el objetivo de la marca Potros es reflejar la devoción por el calzado en cada temporada.

Sus diseños metalizados son, por el momento, la bandera de la empresa que tiene su sede a un lado del Aeropuerto Internacional, símbolo de la llegada de la modernidad a Silao… Y símbolo del vuelo que la firma local quiere emprender fuera del territorio nacional a mediano plazo.

Lo que se pretende en cada diseño —nos cuentan— es darle ese poder visual transformador que hace de una zapatilla el objeto de adoración en una cinta de culto o que sirve de inspiración a los maestros pop de la plástica. Por ejemplo, cuando Dorothy se los pone en «El Mago de Oz» se convierte en una persona ultrapoderosa. Ése es un sello de Potros: mejorar el estado de ánimo de quien los porta con un par divino que implica una labor minuciosa en el taller.

Para muchas personas, son la pieza más importante de la vestimenta y definen muy bien la personalidad. Si a la boda de tu mejor amiga quieres lucir un vestido normal con unos tacones clásicos no será lo mismo que si lo combinas con algún modelo de Potros.

La marca silaoense tiene un catálogo amplio: con tacón o sin él, deportivos o más formales, clásicos o modernos las opciones son inagotable y cada modelo dirá algo diferente sobre nosotros y sobre nuestro estilo. Potros también marca tu estilo.

La marca silaoense Potros es un ejemplo a la vista para resumir la fascinación que genera el calzado.