SILAO, Guanajuato | #SomosClic | De nada sirvió que el alcalde Toño Trejo redujera su salario de 156 mil 390 pesos a 89 mil 135 pesos. A pesar del plan de austeridad inteligente que presumió en su acto de asunción, se mantienen los privilegios para la alta burocracia que lo rodea.

Aunque Trejo propuso eliminar excesos y recortar los gastos operativos para robustecer los programas sociales a favor de las familias que menos ingresos tienen, en su plan no se atrevió a tocar —ni con el borde lateral de un billete— a su principal asesor político, Humberto Gutiérrez, quien percibe un sueldo quincenal de 19 mil 178 pesos, mensual de 38 mil 356 y anual de 460 mil 272 pesos.

Humberto Gutiérrez emanó del grupo dirigido por el diputado federal Juan Carlos Romero Hicks, principal crítico de los excesos y derroches gubernamentales.

Es un asesor que presencialmente aparece muy poco y le cuesta muy caro a las y los silaoenses.

Por lo común, Gutiérrez se encarga de aconsejarle al Presidente Municipal de Silao qué debe hacer ante los ataques mediáticos o cómo debe comportarse entre un enjambre de medios, además de planear las apariciones en público que lo posicionen, como el reciente show callejero en el que Trejo apareció disfrazado de charro y por el que se convirtió en blanco de burlas.

El asesor de Trejo goza de la protección del diputado federal Juan Carlos Romero Hicks, su principal promotor entre los políticos de extracción panista. Gutiérrez también asesora al presidente municipal de Cortazar, Ariel González, y presume tener expertiz en periodismo.

Dentro de la Administración no existe alguna normatividad que regule el número o la responsabilidad sustantiva de los asesores ni el perfil con el que se debe cumplir para ocupar un cargo de esta naturaleza.

El 10 de octubre de 2018, Toño Trejo declaró —según la versión del diario El Financiero— que habría ahorros en gastos operativos, promesa que no ha sido demostrada y contrasta con el sueldo del asesor externo, un apéndice de la Secretaría Ejecutiva y de la Dirección de Comunicación Social que duplica funciones y engorda la nómina municipal.

Síguenos en Facebook #SomosClic

A Gutiérrez se le atribuye el fallido truco de pasear a Toño Trejo como charro montado a caballo.

Percibe asesor externo sueldo quincenal de casi 20 mil pesos.