Apuesta PRI por 3 P’s ciudadanas: Planilla, Propuesta y Perfil

MARCA PERSONAL | SILAO, Guanajuato | Ante un clima hostil de opinión pública que modificó las dinámicas partidocráticas de manera radical, el PRI quiere volver a congraciarse con la ciudadanía. La primera misión priista es el rejuvenecimiento de su vida interna y la ciudadanización de sus prácticas. En una crítica contra la anatomía de la mentalidad democrática, la sociedad se plantea constantemente cómo rescatar a Silao, cómo salvarlo de la ineficacia gubernamental y de los vicios que genera esta enfermedad del mainstream politológico.

Muchas de las decisiones políticas que se han tomado en los últimos trienios han trastornado el interés público en la política y, por ende, hay pocos elementos a la vista para hablar de participación ciudadana o compromiso cívico. La inmensa mayoría no confía en los personajes del ring político ni en el sistema de gobierno que se aplica en el marco local de la cosa pública, una circunstancia que incrementa los índices de abulia y abstencionismo.

Como aspirante a representar al priismo en las elecciones que se aproximan, el contador Rogelio Santoyo deberá luchar contra esa laxitud y configurar un plan que ceda más espacios de diálogo e intervención a la gente sin adherencia partidaria.

Con el ánimo de recuperar la voluntad ciudadana, el PRI de la época santoyista busca integrar una planilla que lleve más liderazgos sociales que trayectorias en la política tradicionalista, una planilla que se distinga más por su rostro social que por su disfraz político. En el plano de las propuestas, se pretende colocar al ciudadano como el gran conocedor de su propio contexto y, en consecuencia, el principal generador de alternativas para solucionar tal o cual problema. Para la misión de hacer y ser gobierno, Santoyo también se inclina por perfiles técnicos que sepan cómo sí se pueden resolver los problemas o cómo sí se pueden afrontar los desafíos del panorama actual, en vez de contratar ‘chambistas’ o inexpertos que ni en tres años aprenden a operacionalizar conceptos. Poco importa si el gato es azul o rojo, lo verdaderamente importante es que sepa cazar ratones.

En este mismo sentido de practicidad, Santoyo sólo quiere prescindir de los prejuicios que dominan el pensamiento priista de la última década, implementar una lógica de comunión y adoptar las buenas ideas, vengan de donde vengan. Pero primero tendrá que luchar contra los fantasmas del pasado priista…

…Y el PRI, ¿lo conseguirá?

***La opinión del autor no refleja la del medio.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí

Autor entrada: Juan Deville

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *