GUANAJUATO, Guanajuato | #Pulso | La Dirección General de Tránsito, Movilidad y Transporte de Guanajuato Capital implementó un operativo antidoping para el servicio de transporte público, con lo que inició la revisión del primer semestre del año; las pruebas serán aplicadas a la totalidad de los operadores de todas las rutas del municipio.

El alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro Saldaña, supervisó la revisión sorpresa.

El alcalde Alejandro Navarro Saldaña supervisó la aplicación de los exámenes con el apoyo de la delegación local de la Cruz Roja, a través de reactivos especiales que pueden detectar el consumo de marihuana, cocaína, metanfetamina, anfetamina y diazepinas.

Durante la mañana y parte de la tarde de este jueves, se aplicaron 30 pruebas en los paraderos de transporte público de la plaza Juárez y la plazuela Lucio Marmolejo, resultando todos negativos; a lo largo de este semestre se realizarán más operativos sorpresa para aplicar el antidoping a los 200 operadores de este servicio que laboran en la Capital del Estado.

El director de Movilidad y Transporte municipal, Humberto Floriano Gamiño, explicó que “estas pruebas son para la seguridad de los usuarios, más allá de que se trata de una obligación la aplicación de las pruebas a la totalidad de los operadores de este servicio”.

Para el operativo se instala un módulo en los paraderos de transporte público donde elementos de la Policía Vial indican a los operadores que serán sometidos al examen, tal como lo establece la normatividad; posteriormente, se toma una muestra de orina y personal calificado de la Cruz Roja somete las muestras a la prueba con reactivos que muestran si ha habido o no consumo de las sustancias tóxicas ya referidas.

Los resultados están listos en dos minutos y en caso de resultar positivo en cualquiera de las sustancias, el operador es retirado del servicio y se le extiende una multa, además de que se da aviso al Instituto de Movilidad del Estado de Guanajuato, que es la instancia competente para la suspensión o cancelación de la licencia de conducir del operador.

Después, las muestras y las pruebas se envían a un laboratorio de la Cruz Roja, donde se ratifica el resultado y se entrega de manera oficial.

Durante el segundo semestre de 2018, el operativo antidoping se realizó en el mes de octubre, teniendo como resultado dos casos que dieron positivo en el examen.

La prueba antidoping detecta el consumo de marihuana, cocaína, metanfetamina, anfetamina y diazepinas.