SILAO, Guanajuato | #MarcaPersonal | A pesar de las críticas que se lanzan contra la dupla conformada por Mario López Remus y Víctor Nila Ramírez, MORENA se prepara para recibirlos como parte del equipo que buscará ganar la Presidencia Municipal de Silao en el 2021.

Aún no comienza la Administración 2018-2021, pero los morenistas proyectan ganar la siguiente contienda con otro ex panista, quien —por el momento— presume gozar del padrinazgo del gobernador electo, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo. López Remus jugó el papel de coordinador tras bambalinas durante la campaña de Carlos García Villaseñor, también respaldado por el ex alcalde Gerardo Valdovino Fuentes.

La alianza clandestina y perniciosa entre López Remus y MORENA se manifestó en tiempos electorales como el intento de boicotear cualquier acción de la corriente panista que encabeza Fernando Torres Graciano en el plano estatal. Sin embargo, el aún regidor no provocó ni cosquillas en el camino ascendente de las y los aspirantes de Acción Nacional y del Frente por Guanajuato que campearon en terreno silaoense.

Sin visualizar la necesidad de asumir con autocrítica que hoy les corresponde transformarse y refundarse si quieren estar a la altura de lo que las y los silaoenses quieren de un partido que ganó la Presidencia de la República, la próspera relación de amistad entre López Remus y Nila Ramírez (ahijado político del malogrado Gerardo Sánchez García) apunta hacia una eventual postulación del primero, toda vez que desde 2009 pretende ser el candidato de Acción Nacional a la Alcaldía de Silao, una oportunidad que por falta de equipo y carisma se le ha denegado. En este impulso a favor del antipopular edil está de por medio el ex alcalde Gerardo Valdovino Fuentes, quien pretendía representar a MORENA en la competencia por la diputación federal del distrito 09 (Silao e Irapuato).

Consciente de la reputación local del partido-secta que comanda López Obrador, el nuevo príncipe ex panista tendrá que llevar a cabo una magnífica campaña de lavado de imagen durante otros tres largos años, para ver si ahora sí se le cumple el milagro de ser candidato a Presidente Municipal, aunque sea por uno ajeno y diametralmente opuesto a su ideología original.

Es así de fácil: con López Remus, el relevo generacional en MORENA está garantizado.

***La opinión del autor no refleja la del medio.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí