GUANAJUATO, Guanajuato | #MarcaPersonal | Cuando vemos una foto del teatro Juárez, tendemos a imaginar suntuosos montajes escénicos o toda la rimbombante vibración de las cuerdas y los metales de la orquesta, pero jamás llegamos a pensar en una borrachera marca diablo en el lugar donde se han presentado los más sofisticados agasajos artísticos.

Rodrigo Jiménez, con la nariz enrojecida, puso —o le pusieron— la botella oscura del brandy Torres sobre el escritorio. Entre los decorados que evocan las galas al estilo galo de la burguesía porfirista, se tomó —o le tomaron— la foto que lo proyectó como dandy. A un lado del pomo, el agua mineral y una Coca-Cola que coronan el ambiente de antro y embarran en la cara del espectador la presunta profanación de un edificio dedicado a cultivar el arte en su más sublime expresión y cuya fachada no tiene comparación.

En un simple enunciado, es una historia sobre copas y cuyos entretelones aún están por desenredarse.

Rodrigo Jiménez, ex director de Difusión Artística del IEC.

La foto ilustra —y resume— un bacanal para ‘corredores de larga distancia’. El personaje central llevaba más de una década ganándose la vida como burócrata de élite y, de repente, los desmanes dentro de un recinto oficial salieron a la luz pública.

“Rodrigo Jiménez consumía bebidas alcohólicas durante los eventos dentro y fuera del recinto, en las llamadas Caravanas Culturales. Incluso en una ocasión, viniendo de un evento fuera de la ciudad, estuvimos a punto de accidentarnos, pues Rodrigo venía conduciendo en estado de ebriedad”, relató Andrea, presunta víctima de acoso.

“No se vale que este personaje siga en el ámbito artístico cultural viviendo de los artistas y del gobierno”, denunció la ex empleada del Instituto Estatal de la Cultura por medio de Facebook.

La denunciante describió una de las escenas dionisiacas que se vivieron durante el reinado del ex funcionario: “Fui testigo de como Rodrigo utilizaba el teatro como cantina, no se diga la ocasión en la que metió un mariachi al escenario para amenizar la ‘pedota’ que tenía con sus cuates”. El término ‘pedota’ nos lleva a imaginar la peor y más extrema de las intoxicaciones etílicas, al son de alguna canción de José Alfredo.

En la misiva que la joven decidió emitir vía Facebook, aparece Juanita de la Cruz, alfil de Juan Manuel Oliva y ahora secretaria particular del Gobernador en turno.

La llamada ‘vicegobernadora’ solapó los ‘desmanes’ en el Juárez, según la denuncia vía Facebook de la ex trabajadora del IEC: “Anabel Pulido, la titular del Instituto para las Mujeres Guanajuatenses (IMUG), protegió a mi agresor junto con Juana de la Cruz, secretaria particular del Gobernador. Tengo un audio donde Rodrigo les dice a las secretarias que al día siguiente de haberme reunido con el IMUG, Anabel Pulido se comunicó con Juana de la Cruz para informarle (todo lo relacionado con) el caso y Juana de la Cruz se comunica con Rodrigo diciéndole que ella lo protegerá hasta donde pueda”.

El ex funcionario estatal protagonizó bacanales dentro del Juárez.

Verónica Cruz, directora de la organización feminista “Las Libres”, dijo que la misma Juanita de la Cruz ordenó destituir a Rodrigo Jiménez, quien fungía como director de Difusión Artística.

Andrea tuvo que cerrar un ciclo de su carrera profesional: “Hoy hago un llamado a la comunidad artística a que como yo se atreva a alzar la voz (…). Cierro un ciclo en el Teatro Juárez y me voy muy triste porque toda mi lucha fue en vano. Creí en la nueva administración a cargo de Adriana Camarena, pero vamos igual o peor que antes”.

LAS 5 CLAVES
DEL PROBLEMA:
🔑 Rodrigo Jiménez laboró durante más de una década como burócrata de élite.
🔑 El personaje central utilizaba el Teatro Juárez como cantina; metió un mariachi al escenario para amenizar la ‘pedota’.
🔑 Juanita de la Cruz solapó los ‘desmanes’ en el Juárez, según la denuncia vía Facebook de la presunta víctima de acoso sexual.
🔑 La presunta víctima ingresó al Teatro Juárez en el 2014 para realizar sus prácticas profesionales. Obtuve su base en el 2016 como asistente de Difusión Artística.
🔑 “Rodrigo comenzó con insinuaciones sexuales hacia mi persona y con invitaciones fuera de mi trabajo, a lo que siempre me negué”, denunció Andrea en una misiva que publicó en su muro personal y rápidamente se hizo viral.

Juanita de la Cruz (derecha), secretaria particular del Gobernador, ordenó destituir al presunto acosador.

Andrea, presunta víctima de acoso y ex empleada del IEC, sacó los desmanes a la luz pública: “Fui testigo de como Rodrigo utilizaba el teatro como cantina”.