SILAO, Guanajuato | #MarcaPersonal | A pesar de que han sido señalados por su estridente y contradictorio discurso, los Valdovino se metieron por la fuerza y por la puerta trasera a la campaña de Diego Sinhué.

Bajo las órdenes del jerarca yunquista Elías Villegas, Gerardo, Felipe y Martín conforman la trilogía valdovinista que pretende recuperar la gloria de los años noventa y volver a ostentar un cargo público.

Los tres son estridentes e inflexibles en el trato con los demás. No ceden a la tercera y mucho menos a la primera; quizá cavilen un poco, pero al poco rato se vuelven a encender.

Son broncos por naturaleza… Y son caporales por genética y terquedad.

Los tres hermanos silaoenses han dirigido gruesos contingentes de campesinos enardecidos y ellos mismos se encargan de enfurecerlos más y endurecer los reclamos contra la autoridad. Bloquean la autopista Silao-Guanajuato con tractores y detienen el tráfico por horas. Estas protestas con tractoristas son su especialidad… Y la fórmula favorita para coaccionar.

Ahora se quieren meter al terreno de Diego Sinhué para enlodarle la campaña, para llenarle de piedritas el calzado.

Gerardo quiso ser candidato de MORENA a diputado federal, pero el jerarca yunquista Elías Villegas lo reprendió.

Mario López Remus, fiel seguidor de la familia Valdovino, está apoyando a MORENA y, especialmente, a Carlos García, sólo porque no sintió el respaldo de Diego Sinhué para ser candidato a la Presidencia Municipal de Silao.

Apenas hace un año, Martín Valdovino retó al Ayuntamiento silaoense y amenazó con atacar al panista Jorge Galván por todos los medios posibles, sólo por no reunir los méritos para ser el Presidente del Consejo Directivo del SAPAS y aunque el ex alcalde Galván no tuviera injerencia alguna en ese asunto.

Gerardo Valdovino quiso ser candidato a la diputación federal del distrito nueve por MORENA, pero Elías Villegas lo regañó y le exigió volver al redil de los que obedecen y por eso mismo no se equivocan. El ex Presidente Municipal quería ser el rival morenista de la ex primera dama panista de Silao, Melanie Murillo, quien aspira a la curul de esa misma demarcación (Silao e Irapuato). Elías Villegas y su hija le exigieron al más popular e indómito de los Valdovino que mejor se serenara y evitara cometer un pecado imperdonable como acólito del Yunque.

Respaldado por el mismo Elías Villegas, el ex alcalde de Silao, Gerardo Valdovino, logró conectar su enorme rancho de 50 hectáreas a Guanajuato Puerto Interior, un privilegio al que sólo acceden los monaguillos a la secta ultraderechista o los semidioses del Olimpo yunquista.

Apenas hace una semana se reveló que el precio de cada metro cuadrado del polígono valdovinista se elevó de 11 dólares a 44 dólares con esa simple conexión. Al elevarse el costo con un salvoconducto de Villegas, el ex Presidente Municipal pudo ofertar cada hectárea a 440 mil dólares.

El empresario queretano Manuel Barreiro y sus socios adquirieron 26.7 hectáreas del feudo Valdovino y por toda esa extensión pagaron alrededor de 11.2 millones de dólares, una exorbitante cantidad con la que Gerardo, Felipe y Martín se deshicieron de viejas deudas y se convirtieron en los grandes accionistas de la empresa Leche León…

A pesar de éstos y otros escándalos, los Valdovino no entienden que su tiempo de gloria ya pasó y ahora son, simple y sencillamente, un bulto que el panismo ya no quiere cargar.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí