GUANAJUATO, Guanajuato — Al “Gordo” le tendieron un ‘cuatro’ para meterle cinco disparos. Dos se clavaron detrás de la cabeza y tres se repartieron entre ambas piernas. Aritmética sangrienta que dejó helada a la gente de Santa Teresa.

A las 3:00 de la tarde, dos sujetos lo emboscaron y consumaron la ejecución. Salieron a toda prisa y ni rastro de polvo dejaron.

El coche blanco sirvió de “gancho” para emboscarlo.

“De acuerdo con versiones preliminares, los sujetos activos habían sacado una cita con el sujeto pasivo para hacer la compraventa de un vehículo blanco”, explicó el secretario de Ayuntamiento, Héctor Corona León.

“En ese momento que se llevó a cabo esa reunión para esta compraventa fue cuando lamentablemente ocurrió el incidente que lamentamos mucho”, dijo.

En el lugar del ataque se encontraron alrededor de 14 casquillos de diferentes calibres.

“La víctima, lamentablemente, tenía cinco disparos, dos de los cuales fueron en la parte posterior del cráneo y tres en ambas piernas”, confirmó el Secretario.

“La Fiscalía ya está investigando el móvil y esperemos que la Fiscalía logre dar con los responsables”, agregó.

Tras el ataque perpetrado en Santa Teresa, se manejó que había otras personas lesionadas con arma de fuego, sin embargo, la Secretaría de Seguridad Ciudadana no reportó “alguna situación relacionada con más personas heridas o desaparecidas”.

Erick Omar, de 25 años, murió de cinco disparos y quedó tendido a un costado del automóvil destartalado que sirvió como “gancho” para tenderle un ‘cuatro’ a las 3:00 de la tarde.

ARITMÉTICA
SANGRIENTA
⚠ 5 disparos certeros
⚠ 2 proyectiles en el cráneo
⚠ 3 balazos en las piernas
⚠ 14 casquillos percutidos fueron localizados

***Para más noticias, síguenos en Facebook #HazClicAquí

Erick Omar, de 25 años, recibió cinco disparos.

En el lugar del ataque se encontraron alrededor de 14 casquillos de diferentes calibres.