SILAO, Guanajuato — MARCA PERSONAL — Hábil en la negociación intrapartidaria y dueño de un ejército electoral cada vez más grande, Jorge Galván volvió a ganar en la mesa de las decisiones panistas.

Después de la reunión en el edificio G-100 de Puerto Interior, donde se decidió que la candidatura sería para Juan Antonio Morales Maciel, Galván resultó ser el gran ganador de los últimos procesos internos.

En cambio, el ex alcalde Gerardo Valdovino volvió a perder en la escena definitoria. A pesar de sus conexiones con El Yunque y don Elías Villegas Torres, el ahijado y monaguillo de ascendencia española volvió a ser lo mismo de siempre: “el eterno suspirante”.

Valdovino perdió en el 2006 con el PRD, cayó derrotado en el 2009 con un matrimonio político muy extraño entre el Sol Azteca y el PRI, y luego utilizó a López Remus de espantajo en el sembradío panista, pero volvió a perder. Ya había perdido en el 2000, con Gustavo Guerrero como su delfín y en el 2003 se agotó su batería. Por si fuera poco, los Valdovino y su secuaz no lograron controlar el Sistema de Agua Potable y ahora están en peligro de extinción.

El ahijado político del ex alcalde Gerardo Valdovino volvió a perder en un proceso interno panista.

Acción Nacional se percató a tiempo del bajo nivel de popularidad de Mario López Remus, un soldado raso que iría a la guerra sin ejército ni trincheras para combatir.

López Remus, el ex diputado apadrinado por Gerardo Valdovino, volvió a perder la candidatura y el piso. De boca en boca, lo presumieron como ungido del patriarca Elías Villegas y rumoraron que ya tenía la candidatura en la bolsa, pero sólo fue un petardazo de la granja FEVA, donde —por cierto— destaparon a Diego Sinhué, el candidato panista a la Gubernatura.

A sabiendas de que López Remus no serviría de nada por su flaqueza electoral, la corriente preeminente del panismo decidió confiar una vez más en las tropas de Jorge Galván, quien vuelve a ganar dentro de su partido por una posición atinada y el trabajo continuo en la zona rural. Sin embargo, se duda que Maciel genere resultados sustanciosos en la elección constitucional de 2018.

La clave es, por lo tanto, el ejército que capitanea Galván.

 

***La opinión del autor no refleja la del medio.

__________________________________________________________________________________________________

Síguenos en facebook: #DaleClicAquí